0800-DEFENDER (33-336-337)

Confirmaron el procesamiento de Mariana Gomez

09 de Marzo de 2018

Confirmaron el procesamiento de Mariana Gomez

Procesaron a la mujer detenida por la policía mientras se despedía de su esposa, el año pasado en la estación de Constitución.


La Sala 6 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmó, este mediodía, el procesamiento por el “delito de resistencia a la autoridad, en concurso real con el de lesiones graves” de Mariana Gómez, en la causa que se le inició en octubre del año pasado cuando estaba abrazando y besando a su esposa en la estación Constitución, antes de ir a su trabajo. El fallo se da a conocer el día posterior a la multitudinaria marcha en el marco del paro Internacional de Mujeres.

El Defensor Adjunto de la Ciudad, Luis Duacastella señaló que “de la misma forma que en la audiencia impidieron mi aporte como amigo del tribunal para enfocar la cuestión desde otro punto de vista, ahora resolvieron ignorar la existencia de un claro sesgo de lesbofobia por parte del oficial de policía y la insignificancia de la supuesta orden resistida por Mariana”.

El Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad y el Colectivo para la Diversidad (COPADI) se presentaron en la última audiencia del caso como amicus curiae (amigos del tribunal), pero a ambos organismos se les negó la posibilidad de explicar su postura en el caso.

Es preciso mencionar que la joven se encontraba junto a su pareja cuando fue interceptada por agentes de la Policía de la Ciudad quienes, al observarlas despedirse, se acercaron y le ordenaron apagar su cigarrillo, a pesar de que otras personas también estaban fumando en el lugar y no existía señalización que indicara la prohibición. Los agentes se refirieron repetidamente a ella como “pibe” y, aunque intentó poner fin a la discusión apagando el cigarrillo y retirándose, la detuvieron de manera violenta.

“Se presenta brutalmente desproporcionado detener a una persona por no apagar el cigarrillo. Sin dudas, es un fallo que atrasa”, explicó el Defensor Adjunto.  

Teniendo en cuenta que la ley 1.799 de la Ciudad no prevé sanciones para los fumadores (tan solo para los responsables de los ámbitos donde rige la prohibición) y que el Derecho Penal debe intervenir como “última ratio”, para Duacastella existían otras opciones para que el oficial no procediera al arresto de la joven. A su criterio, ello llevaría a plantearse si no existió una desproporción entre la conducta de la mujer y la respuesta de los uniformados.